Reminiscencia

Reminiscencia

Mira tras el cristal,
observa aquella tarde
en que tus ojos
llenaron mi mirada…
Recuerda el calor
que nos abrazó irremediablemente
enredándonos en las telas
tejidas por el amor
de la primavera que pintamos.
Ahora, observa tus manos,
ésas con las que dibujaste
surcos en mis valles…
Siente en ellas lo que vivimos…
¡Cúidalas!
Son tus dedos
los que se entrelazan
perfectos con los míos
mientras caminamos hacia el paraíso
construido sólo para nosotros.
En el frío que roza tu cara,
siente la reminiscencia
de nuestra impaciencia
ante el encuentro de nuestros labios
al unirse en la dulzura de los besos…
Ahora, cierra tus ojos…
Escucha tus latidos.
Ellos guardan el sonido de mi voz
diciéndote, te amo…

Viviana Lizana Urbina




About viviana

Esta entrada fue publicada en POESÍA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario, así nos haces grande