Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Categoría: REFLEXIONES (página 2 de 43)

Estas en la categoría Reflexiones aquí nuestros escritores escriben lo que tienen dentro .La reflexión o meditación, es el proceso que permite pensar detenidamente en algo con la finalidad de sacar conclusiones. La reflexión, por lo tanto, puede ser dicha actividad de pensamiento, pero también su expresión material. Una carta o una nota periodística, en este sentido, pueden ser reflexiones.

Yo me gusto

Yo me gusto

Por que la sonrisa es mi arma.

Y los abrazos las palabras que lo dicen todo.

Porque se sienten y no se habla.

No es necesario cuando se ama.

No hay que justificarse.

No hay que demostrar nada.

Porque se aprieta fuerte en el instante preciso que se necesita sentirlo.

Y eso es lo que vale.

Lo presente.

Porque debo olvidarme de los estereotipos.

Sentir que lo que se ve es lo que se tiene.

Y potenciarlo.

Y no desear otro cuerpo, ni otra altura, ni otro cabello.

Ni siquiera otro culo.

Porque si yo no me quiero, no habrá quien pueda hacerlo.

Ni manera de convencerlo.

Repetir cada mañana, yo me gusto.

Este es el lema propuesto.

Ser feliz con lo que somos, cómo somos, quiénes somos.

Existe una eficaz terapia.

Mírate al espejo cada día, sonríe a carcajadas y repite conmigo:

Me quiero, me gusto, soy único.

Y sal a la calle dejándote en casa el orgullo, la envidia y coge las ganas de comerte el mundo.

By Miriam Giménez Porcel.




Vacío

 

 

 

 

De manera incesante se pregunta de dónde viene, cuál es el origen del vacío que lleva dentro de sí. Un vacío profundo que le daña y le perfora las entrañas y que por más que intente llenarlo jamás lo consigue.

A lo largo de su vida ha experimentado infinidad de cosas, unas buenas otras no tanto, pero la vida es así, un compendio de pequeñas cosas, unas mejores y otras peores. Sabe que no hay felicidad perpetua, pero incluso en los mejores momentos, siempre ha llevado sobre sí esa sombra, mezcla de tristeza y de añoranza por algo que nunca ha sabido con exactitud de qué se trataba. Siente en su fuero interno una carencia absoluta, una necesidad, necesidad imperiosa y urgente de amor.  Cuando piensa en ello más detenidamente siempre le asalta la misma idea, el mismo pensamiento: ¡necesito amor! Se interroga a sí misma preguntándose qué es lo que quiere en este momento, qué es lo que necesita y, la respuesta suele ser la misma: AMOR.

Su concepto del amor quizá lo tiene demasiado idealizado, ella se considera una mujer sumamente romántica, (aunque no haya dado en su vida grandes muestras de ello de cara al exterior) y, a pesar de haber tenido diferentes parejas en ninguna de ellas ha hallado esa plenitud, esa entrega mutua, ese dar y recibir sin pedir, ese compartir todos y cada uno de los momentos, de disfrutar juntos de las pequeñas grandes cosas cotidianas. De esas discusiones que al final se resuelven sin conflictos y solo quedan en cambios de impresión y en un acercamiento de posiciones y conocimiento mutuo basado en el respeto de opinión de cada uno como seres individuales y distintos y que nos identifica como personas únicas.

No, no ha experimentado en su piel lo reconfortante que es un abrazo en cualquier momento, sin más, unos besos dulces y al mismo tiempo apasionados. Nadie le ha susurrado al oído palabras tiernas y cariñosas, nadie le ha dedicado un “Te quiero”… Siempre fue de mujer dura e insensible por la vida, en el sentido de que creía más en los hechos que en las palabras en sí, pero ahora se da cuenta que no tuvo ni una cosa ni la otra y que le restó importancia precisamente a lo que tanto significado tenía para ella: sentir dentro de su interior que es amada con demostraciones de afecto y también con tiernas palabras de amor. Siempre creyó que las palabras si no van acompañadas de actos, de hechos, no sirven de mucho ya que pueden resultar contradictoras. No tiene ningún valor que alguien te susurre lo mucho que te ama si no se expresa también con hechos.  Como se suele decir, las palabras se las lleva el viento, por tanto, ambas cosas deben ser complementarias, al menos, esa es su creencia.

A veces piensa que ese amor que tanto añora sólo sea producto de su imaginación y de sus sueños y que no se halle en esta vida o en ninguna de las que le queden por vivir o, quizá no sea el momento para ella y deba conformarse con seguir soñando con un amor que no existe en la realidad. Pero si no existe…¿cómo puede echar tanto de menos y añorar hasta el dolor algo que no hay?  ¿Será entonces esa no-existencia el origen del profundo vacío que siente?

 

Imagen de la red

Desmembrando el alma

Desmembrando el alma

Siento en esta alma encharcada en desaliento
se tejen desazones
más profundos que el abismo entre el cielo y el infierno…
Rasguños de seda
que hieren tan punzantes
como espinas de rosal viejo…
Quiero llevar a este corazón
a un coma inducido
y que deje de latir
sintiendo tanto,
quiero mermar las urgencias que fluyen por mis venas, necesito acallar los ecos
que se confunden entre ellos, unos dicen:
¡Ama!
Los otros gritan:
¡Ya, para!
¡Deja de soñar!
Así, hay una guerra
en las inquietas calles que me habitan,
así se enfrentan con estocadas directas
a una mente quejumbrosa
que obedece a un amor inmenso
que se enclaustra ante la ausencia
de la mirada de sus ojos en éstos,
que ansían ser su reflejo…




Viviana Lizana Urbina

 

Antiguas entradas Recientes entradas
A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights