Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Categoría: POEMAS (página 2 de 53)

En esta  categoría podrás encontrar poemas de nuestros grandes escritores.  Poemas es una obra de poesía, tradicionalmente de cierta extensión. Lo habitual es que se componga en verso, esté o no sujeto a los recursos poéticos clásicos de la métrica, el ritmo y la rima;  aunque también hay poemas en prosa (prosa poética, poema en prosa). Un poema largo puede dividirse en “cantos”, y uno breve en estrofas. Un conjunto de poemas es un poemario (libro de poemas o recopilación de poemas),

Desmembrando el alma

Desmembrando el alma

Siento en esta alma encharcada en desaliento
se tejen desazones
más profundos que el abismo entre el cielo y el infierno…
Rasguños de seda
que hieren tan punzantes
como espinas de rosal viejo…
Quiero llevar a este corazón
a un coma inducido
y que deje de latir
sintiendo tanto,
quiero mermar las urgencias que fluyen por mis venas, necesito acallar los ecos
que se confunden entre ellos, unos dicen:
¡Ama!
Los otros gritan:
¡Ya, para!
¡Deja de soñar!
Así, hay una guerra
en las inquietas calles que me habitan,
así se enfrentan con estocadas directas
a una mente quejumbrosa
que obedece a un amor inmenso
que se enclaustra ante la ausencia
de la mirada de sus ojos en éstos,
que ansían ser su reflejo…




Viviana Lizana Urbina

 

Te Tomo de la Piel

Te Tomo de la Piel

 

Te tomo de la piel

te giro sobre mi cabeza

y te arrojo al caos hermoso y guiñador,

que atrae con el grito de las horas; 

que promete

cerrar todos tus huecos

y los míos;


Te tomo de la piel.


 No grites.


Limítate a gozar,

mientras marinos inmóviles en la lejanía

contemplan el silencio

que nos rodea como un halo

y que se mueve al ritmo de celestiales panes






Te tomo de la piel;

cierra los ojos,

simula estar dormida

mientras la muerte examina nuestro ombligo


Luego de un baile azul y ronco,

la parca devorará el cardumen de tus sueños

y volverás a recibirlo en el crepúsculo

como un efebo blanco.

Se inclinará mirándote a los ojos; 

 mordisqueará tus gritos y esperanzas;

seguirá con tu cuello.

 

Tu ombligo.


Tu silencio. 


GOCHO VERSOLARI

Quiéreme

Quiéreme como tú quieras, como tú sepas, como tú puedas, cómo tu entiendas que es el querer. 

Pero no me engañes.

Quiéreme en silencio, sin los gritos, ni las necedades, sin sentidos de incultura,

quiéreme con todas las verdades. 

Que se vea en sonrisas.

Que se observe ese orgullo que se siente, cuando miras al que quieres. 

Cuando escuchas sus palabras. 

Cuando asientes mientras habla. 

Y te pierdes en su rostro, en sus facciones, en sus modos.

Prácticamente no oyes nada, estás en una nube, y le admiras. 

Y lo amas.

Quiéreme así, como te digo. 

Sin miramientos. 

Porque eso se sabe si sí o si no.

Cuando se mira a la cara. 

Y si no me quieres no me huyas, no me ignores. 

No me tientes con hipocresías, o medias verdades. 

Dímelo  la cara. 

No te gusto, no me quieres, no te lleno, no deseo ese cuerpo, ni esos labios, esas manos que acarician, no las siento. 

Dímelo a la cara.

Para dejar de perder el tiempo. 

Porque duelen las verdades.

Pero duele más una mentira, larga, mantenida en el silencio. 

De esas que se asimilan, que se sienten porque no se siente. 

Que se lloran, aun sin lágrimas, y persiste en el ambiente.

Quiéreme siempre con esa mezcla de placer, cariño y suerte, de estar

con la persona que tú quieres.

By Miriam Giménez Porcel.

 
Antiguas entradas Recientes entradas
A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights