Relatos,poesías,poemas y literatura

Página literaria de relatos,poesías,poemas,reflexiones y concursos

Categoría: POEMAS (página 2 de 45)

En esta  categoría podrás encontrar poemas de nuestros grandes escritores.  Poemas es una obra de poesía, tradicionalmente de cierta extensión. Lo habitual es que se componga en verso, esté o no sujeto a los recursos poéticos clásicos de la métrica, el ritmo y la rima;  aunque también hay poemas en prosa (prosa poética, poema en prosa). Un poema largo puede dividirse en “cantos”, y uno breve en estrofas. Un conjunto de poemas es un poemario (libro de poemas o recopilación de poemas),

Alma luna

Remedios Varo

Para no sentir el peso de mis días tan nublados, para no vivir en penumbras
que mantengan viva la oscuridad de mi paisaje, voy a hechizarte un día de estos.
Te moleré los huesos y te arrancaré el alma para hacer de su brillo mi luz.
Le moldearé con mis manos como si fuera pieza de barro y en forma de luna quedará,
bajaré de la jaula aquel loro que no hace más que repetir mis lamentos y convertido
en plumero sobre un rincón olvidado.
Ocuparas su lugar en aquella jaula que prendida a la pared cercana a mi está,
seré un ladrón por la noche donde de un salto llegue a las estrellas, metiendo
en el saco una docena de ellas.
En un viejo molino trituradas serán para elaborar polvo de estrellas
que a tu alma-luna alimentara y mantenga iluminados mis días sin necesidad del sol,
pero también mis noches de oscuridad.
De mi por siempre serás hasta que la lánguida luz de mi alma se apague y con mi
soplido al pabilo de la tuya con su brillo terminará para morir en las penumbras
abrazados los dos.
Polvo de estrellas para nuestro amor, resplandor que ilumine nuestro caminar
almas juntas sin oscuridad, amor por siempre hasta que nos alcance la muerte
eliminando al hechizo que dió luz a la vida.

Xavier H.©

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr

España muda

España muda

frente a las televisiones vacías,

con la somnolencia del adolescente,

mirando como los ladrones crecen

en una primavera eterna de pillaje,

robándonos el futuro y las nubes

robándonos las yemas de los dedos

hurtándonos el sudor de nuestras sienes

quitándonos las huellas del aire

sustrayéndonos el color de las palabras.

 

España muda

esperando a que llueva,

pero nunca llueve si no cambia el tiempo

y el tiempo no cambia sólo

necesita nuevos vientos,

con las narices siempre tapadas

con el miedo y la pereza,

atenazándonos el cuello

con la complicidad del que calla

con la desidia del que duerme.

 

España muda

apoyando al poderoso porque ladra,

renunciando a su clase porque cansa

avivando el hambre de las esquinas,

sentándonos alrededor de nuestras cenizas

para contarnos lo que siempre supimos,

que los hombres de corbata de seda

siempre tienen sed

y viven de nuestro silencio.

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr

Sin darme cuenta cometí el mismo error

 

 

 

 

 

 

Sin darme cuenta cometí el mismo error,

sin darme cuenta me dejé arrastrar,

sin darme cuenta volví a caer en la misma trampa.

Inconsciente consciencia que de nada se percata.

  Sumida estoy en el espeso sopor de adormecida melancolía.

En mi cuerpo se instaló y me caló hasta los huesos.

Sin previo aviso y sin ningún derecho de mi vida se hizo dueña.

 Mirada ajada desprovista de brillo de estrellas,

contenido  aliento  que mantiene en tensión el alma,

debilitadas fuerzas que secuestran y esclavizan el avance.

No existe argumento razonable que racionalice el miedo.

Incoherente incoherencia que de mi mente se apodera

intentando con titánicos esfuerzos dejar de ser su presa.

Pesadilla incesante,

parálisis mental que en su inconsciencia

 incrustadas emociones acumula, de otros días, de otros tiempos

sin conseguir derribar el muro que protege su fortaleza.

Terror real o infundado que imposibilita el movimiento,

patológico pánico que  sin voluntad me deja

   paralizando mi vida aunque me oponga y yo no quiera.

Sin darme cuenta cometí el mismo error,

sin darme cuenta  se ahoga mi alma

sin gemidos,

sin llantos,

sin una exclamación que la angustia libere,

sin un lamento

que en la exhalación se exprese.

Sin darme cuenta sobrepasé los límites de la eterna batalla

desarmar al miedo con sus propias armas

dejar fluir el dolor,

liberar el alma.

Dejar en libertad el cuerpo y que expulse fuera su rabia.

Imagen de la red

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr
Antiguas entradas Recientes entradas
A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights