Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Palabras sueltas

Estos días se me van de las manos los temas,

las palabras, los sentimientos, las maneras y los tiempos.
Me siento indecisa, imprecisa, impulsiva e inconsciente.

Ya que quiero contarlo todo en cuatro líneas.

Y no se debe.

O tal vez, no podría.
No endulzaría todo lo que la ocasión merece.

Lamentaría dejarme escollos.

Debería quemar recuerdos,

fingir,

decir que quedaron en el olvido.
Puede que no valga la pena admitir que importa,

lo que me dejé en el camino.

Me engañaría a mi misma.

Estos días pienso en demasía,

lo que antes demasiado sentía.

Y creo que algo ha cambiado.

Se acabó tanto lamento.

Se acabó el llorar por las esquinas.

El escribir de temores, desdichas, recuerdos, mentiras.

¡Qué magnitud esto de las palabras!

Los versos, las reflexiones imprevistas,

le decimos inventivas, cuando es la realidad más viva.

Crees ser el dueño de su estructura, su forma.

Pensar que impones tu propio sistema,

y nos engañamos,

son ellas las que mandan.

Las que brotan solas,

de lo más hondo del corazón.

Al escritor junto a su hoja blanca,

nada lo va a cambiar.

Escribirá de todo aquello que le escupa el alma.

Que deseé vomitar.

By Miriam Giménez Porcel.

About Miriam Giménez

Adoro escribir y contar desde mi punto de vista, que la vida es todo lo bonita que nosotros la queramos vivir.

7 Comentarios

  1. ESCRIBIR ES LINDO COMO TU

  2. me encanta la metapoesía y tu poema se ajusta perfectamente a lo que digo muchas veces: “yo no escribo los versos, me escriben ellos a mí”

    • Mejor explicado, imposible. Gracias, gracias por tu comentario. Porque de la poesia se puede sacar tanto y es ella la que manda, y no está todo lo valorada que debería. Besos!!!

  3. Muy cierto Míriam, sólo se refleja lo que el alma deja que se lea. La poesía no se deja dominar por la razón, es impulsiva y maravillosa como la belleza que has expresado.
    Besitos para ti.

    • Exactamente Viviana, aunque pretendamos hablar de la luna, si nuestro corazón quiere que aparezca el sol, la propia poesia acabara haciendolo parecer sin poder evitarlo. En la poesia no se engaña, no se reprime. En una buena poesía se capta al instante el 100% del sentimiento entregado.

  4. si creemos tener las palabras justas pero la musa viene y te cambia el contexto de lo que querías decir, me a pasado muchas veces, gracias por compartir

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights