Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Montaña rusa

 

LA MONTAÑA RUSA

Como una gran montaña rusa, así es la vida. Tan pronto estamos arriba del todo como al día siguiente caemos en picado hasta situarnos en lo más hondo de la nada. Eso por no hablar de las pequeñas montañas rusas emocionales que vivimos a diario. Esas son las peores, las que en cuestión de segundos pueden llevarnos de la euforia más completa hasta la más absoluta miseria.

El secreto consiste en saber convivir con esas montañas rusas, con esos altibajos emocionales que se repiten con una frecuencia cíclica indeterminada, pero que, sin duda, van a volver a repetirse, sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Todo en la vida son ciclos. Desde los grandes ciclos macroeconómicos hasta los pequeños ciclos emocionales de nuestro día a día. Cuando estamos abajo, tener por seguro de que dentro de un rato estaremos arriba, es un salvoconducto fuera de serie para nuestra supervivencia diaria. Igual que cuando pasamos una mala racha y creemos que no podemos caer más bajo y que nada más puede ir peor, tener la consciencia de que todo pasa, de que ya llegarán momentos mejores, con toda seguridad, puede llegar a salvarnos de la depresión.

Siempre me ha hecho gracia una expresión que dice que todo llega y todo acaba, hasta lo bueno, así que imagínate lo malo. Ese es el gran consuelo, que todo pasa y todo llega.

Por eso, de la misma manera, cuando estés en el punto álgido de la montaña rusa, cuando creas que nada puede ir mejor, prepárate bien, agárrate fuerte los machos porque la caída va a ser de órdago. Pero caeremos teniendo consciencia de que la caída se verá amortiguada por la subida posterior.

Así que agárrense, que vienen curvas. Y la entrada a la montaña rusa viene incluida, es personal e intransferible y, por supuesto, irrenunciable.

About Ana Centellas

Soy Ana profesional de los números,apasionada del mundo de la letras,iniciando mi aventura literaria, aprendiendo un poquito más cada día y compartiendo mi sueño con una familia genial.

6 Comentarios

  1. atardecerensantboidellobregat

    6 Abril, 2017 at 15:29

    Que razón tienes querida amiga. Así es como yo describo también la vida, como una montaña rusa. Todo lo que sube baja y todo lo que comienza tiene un final, tanto lo bueno como lo malo. Bailamos a ese ritmo en la confianza que todo es padajero. Una gran reflexión. Besazos todos guapísima!!!

  2. Jajaja, bien por esa frase tan gráfica: ¡Agarrate los machos! Un beso.

  3. Todo pasa (Anicca – impermanencia) una de las tres verdades fundamentales del budismo.

    Hay que seguir caminando 😉

  4. Es verdad, Ana, la vida tiene muchas metáforas, pero bien puede ser esa montaña rusa que sube despacio y cae vertiginosamente y además, te puedes chocar con algún pájaro en el camino… como.ja ocurrido hace dos días en Salou, jeje.
    Muy acertada reflexión.
    Un fuerte abrazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights