Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Mi destino

Descendí las escaleras con cuidado, completamente a oscuras, tanteando en busca de algún interruptor que iluminara mi destino. Lo logré, lo alcancé, y una tenue luz, casi fantasmagórica, iluminó con levedad el lugar donde me encontraba.

Quedé atónito, la respiración se me cortó durante unos breves instantes. Continué bajando las escaleras con sumo cuidado, intentando no profanar la paz que podía palparse en el ambiente.

Al final de la escalera, me sorprendió una suave alfombra, mullida, cálida, acogedora. Me quité los zapatos para que mis pies descalzos pudieran apreciar aquel tacto, tan suave y aterciopelado. Me dieron ganas de tumbarme y no levantarme de allí jamás. Di un rápido vistazo a mi alrededor, no había nada más, el vacío más absoluto.

Seguí adentrándome con lentitud, disfrutando de cada paso que daba sobre aquella mullida alfombra. Las paredes estaban recubiertas del mismo material, en una clara invitación a abrazarlas. El silencio que reinaba en el lugar era tan absoluto que pude escuchar a la perfección el eco de mi voz cuando pregunté, en voz bajita para no enturbiar aquella atmósfera, “¿hay alguien ahí?”.

Más silencio, ninguna respuesta, sólo el sonido de mi respiración, a cada momento más pausada, más relajada. Era tal el embrujo de aquel lugar que me acurruqué en un rincón, disfrutando de aquella soledad tan apacible. Cerré los ojos para agudizar los sentidos, me embriagaba la paz y por fin creí encontrar mi sitio. Aquel donde podía ser yo mismo.

Solamente al abrirlos y volver a mirar aquel lugar, comprendí que había llegado a las profundidades de mi alma.

About Ana Centellas

Soy Ana profesional de los números,apasionada del mundo de la letras,iniciando mi aventura literaria, aprendiendo un poquito más cada día y compartiendo mi sueño con una familia genial.

7 Comentarios

  1. atardecerensantboidellobregat

    20 abril, 2017 at 22:51

    El lugar donde habita nuestra esencia, lugar de paz…precioso Ana. Besos muchos!!!

  2. Existe un tipo de meditación-visualización llamada “la meditación de la cueva” que consiste en viajar literalmente a la cueva interior, irla descubriendo y luego compartir los asistentes lo que se ha vivido durante ese viaje interior.

    Tu escrito me la ha recordado, Ana. Me ha gustado 🙂

  3. Es un relato íntimo y sorprendente, Oye, que manejas todas las barajas como una tahura!. Un beso.

  4. ¡Hermoso! Siempre es un placer leerte, Ana. ¡Saludos!

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights