manos

La historia más vieja del mundo es aquélla que lees en una mirada,

que percibes en un ligero roce sobre tu piel…

Es aquélla que escuchas en un suspiro,

que ves en lo más profundo del alma,

que sueñas dormido entre las sábanas de la ilusión…

La historia más vieja del mundo es la que ves a diario sentada en un banco del parque,

la que bailas mientras tarareas la canción de una vida.

La historia más vieja del mundo es nuestra historia contada desde el inicio de los tiempos, llena de líneas escritas por cada uno de nosotros.

Es la que camina junto a ti,

la que vive en tu corazón…

La historia más vieja del mundo es la que todos queremos vivir y que pocos alcanzan.

Es la historia que cualquier niño sueña soñar,

la que deseamos no haber perdido al final de la vida.

La historia más vieja del mundo son dos manos entrelazadas, dos miradas profundas, dos bocas amarradas, dos corazones latiendo…

by Isabel María Pérez Salas.