Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Nunca Más.- Explotación de niñ@s

Nunca Más

Nunca Más

La primera vez que maté a una persona sería por el año 2006, sólo tenía cinco años, pero ya manejaba los Kalashnikov mejor que los libros.

Recuerdo que me secuestraron unos meses antes, por primavera creo recordar, porque estaba labrando los campos de trigo yo solo, cultivando nuestra cosecha. De repente una sombra oscureció el cegador sol y al volverme, vi a un puñado de soldados que se me acercaban. Me dieron dos opciones, o me iba con ellos a servir al país o me sembraban a mí con unos crisantemos.

Todos los días me daban mi ración de opio diluido en agua al principio, puro semanas después, para limpiarnos la conciencia y olvidar nuestro pasado. Los ojos los teníamos siempre inyectados en sangre, como las hienas de Sierra Leona en tiempos de hambruna.

Me dieron armas y me enseñaron a utilizarlas, a escabullirme en la maleza y a fabricar trampas. En unos meses era un tirador experto, y un magnífico mercenario.

Hice guerrilla durante dos años en el Congo. Al principio casi siempre iba de escolta de algún general, pero pronto me enviaron al frente. Disparé muchos cartuchos y maté a muchas personas que seguramente no lo merecían, pasaban por allí. Es la pantomima que vivimos en este submundo manipulado. Unos pocos quieren para ellos todo lo que nos da libre la naturaleza y matan  por ello.

Conseguí escaparme un día de invierno y gracias a unos periodistas que estaban por allí conseguí volver con mi familia. Duró poco, me volvieron a encontrar y supe que ya no volvería a ver más a mi familia, que me castigarían por haberme escapado y que me matarían. A mi padre lo amputaron la lengua y un brazo para que pensara bien la próxima vez que intentara escapar.

Son asesinos, ladrones y bandidos. Matan a la gente. Van a los pueblos y roban todo. Entonces matan a la gente. Roban a todo el mundo, independientemente de su tribu.

En el frente tenía miedo, miedo de disparar y acertar a alguien, miedo de morir. Si intentabas escapar morías.

Los niños íbamos en primera línea, los adultos detrás, si te negabas morías.

A las niñas, que las había, las violaban todos los días tres o cuatro veces. También iban al frente.

Un día vimos a una avanzadilla del Ejército Nacional y salimos todos los niños que estábamos destacados y escapamos con ellos, nos salvaron. A todos menos a tres que cayeron.

Nos llevaron a una ONG y nos buscaron familias de acogida en otros países. No podíamos volver a la aldea ni quedarnos en África. Nos encontrarían.

No pude volver a mis verdaderos padres hasta 10 años después, cuando pudieron entrar a mi país de acogida, a mi nueva patria.

Cuando les vi partir de nuevo hacia El Congo, vi que en sus rostros nacía una mueca de esperanza. Sabían que este nuevo futuro sería bueno para mí, algo que ellos nunca podrían ni siquiera soñar en darme. Aunque mi madre nunca volvió a ser la misma desde que me raptaron, y mi padre, mi padre había envejecido por diez, les vi quitarse un peso de encima y sonreír por fin.

Nunca tuve infancia. Hoy cumplo 17 años, me acabo de matricular en Derecho, dispuesto a luchar contra las maldades y las mafias del mundo.

Soy feliz aunque me siento terriblemente viejo.

En los últimos siete años, la guerra, el hambre y las enfermedades han acabado con la vida de casi 4 millones de personas en República Democrática del Congo. Uno de cada cinco niños muere antes de cumplir los cinco años. En el este del país, más de un millón de refugiados internos aún necesitan ayuda para cubrir sus necesidades básicas. Los conflictos armados han destruido la economía y la infraestructura, además del tejido social de familias y comunidades enteras.

About Gustavo Garcia

Si escribo es para apartar de mi la tristeza, La amarga conciencia.Dejo atrás con letras .El olvido de la memoria.En estos poemas cuadriculados.Que no entienden de métrica.Mis silencios engañan a los sentimientos.Quebradizos, adoptados.Y escribo y no hablo Y lloro tinteros Resultado de imagen de tinta y plumaLágrimas de tinta.Resbalando por la pluma.Hacia donde reside el poema. Desde donde nace el poema.

4 Comentarios

  1. atardecerensantboidellobregat

    22 Marzo, 2017 at 22:15

    Espeluznante…no hay calificativo. Un gran escrito Gus. Besazos muchos compi.

  2. Madre mía, Gus. Revuelve por dentro, qué detalle. Enhorabuena por el escrito. Lástima que estas cosas ocurran. Un besazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights