En todo Dolor se esconde el Pan

Un infierno de bloques helados

se precipita día tras  día

en los alrededores de mi esternón. 


Los habitantes de mi pecho,

  que  viven desnudos y soñando,

mueren congelados

y sus cuerpos se convierten en témpanos

y desde allí nos miran y afirman en silencio

que la muerte es un sol

contenido en una naranja azul


Pueblo duro que vive en mis adentros:

invoco la luz

para que caliente tus  huesos 

y tus cargas de abetos y de monstruos. 




Pueblo duro,

lanzaré una saeta

al corazón helado de la nieve

El sol estallará de pronto

como un fuego azul, enloquecido;

los tiburones de la felicidad

arrojarán sonrientes aceitunas

a los pies de los niños

y las muchachas soñarán con anémonas; 

con amantes de sal

y con hijos  de sol.


(En todo dolor

se esconde el pan).



GOCHO VERSOLARI