Y va el médico y me recomienda que no mueva el brazo,
en al menos quince días…
Aunque por mucho desgarro fibrilar en mi antebrazo,
es lo otro, lo que más duele, y a eso no le ha echado ni un vistazo.
Omeprazol  para proteger el estómago del daño
que puede causar el antiinflamatorio al estómago.

No sabía qué hacer y me encaminé al Retiro.
He vuelto después de mucho tiempo…
Las lesiones mandan en mi cuerpo últimamente,
y me costará mucho volver a coger el ritmo,
cada vez más,
igualito que  Vicente…
Y  perder el peso que se ha ido acumulando,
movilizar los músculos es un trabajo duro,
que se va complicando aún más cada año.

Hacía un sol de mañana de Mayo,
con un leve viento pues ha refrescado.
Menos mal pues los calores avanzados
nos estaban haciendo soñar con los charcos.

Ha sido atravesar la puerta e inundarme
el oxígeno de su tierra húmeda,
¡tanto lo he echado de menos!
Anduve despacio recreándome en su aroma
en sus fuentes, en sus bancos,
uno no he podido esquivarlo,
y me ha llevado directa al recuerdo,
a  pesar de  intentar alejarlo.

Pero se agarró a mi pecho,
como pidiendo auxilio a mi paso.
Ven recuérdame, no temas, no te haré daño…

Finalmente he conseguido escapar a su reclamo,
Y me adentré en la umbría de los pasillos
de un laberinto fresco,
entre varios recovecos,
vino a mis oídos un sonido.
Dudé unos segundos en discernir,
pero estaba segura, era un trombón sonando.
No sé porque extraña razón,
me persiguen los vientos como si los atrajese
mi propia fascinación por la música.

Y le vi de paso,
el trombonista con su traje gris,
ensayando entre los arbustos cerca del Ángel Caído
en los aledaños.

Finalmente entré en la Rosaleda destino
Como fotógrafa, otra de esas pasiones
a las que me enfrento como puedo,
sean cuales fueren los resultados…
Y pensé en mil colores regalados,
perdiéndome en  aromas  de rosas nuevas

Tras dedicar un rato sin tiempo
a perpetuar  rosales
en todas sus variedades,
bajé encaminado el paseo donde
se encuentra esa vieja especie
del árbol del amor.
Desviando el recorrido para ir
a salir a mi querida cuesta
de Claudio Moyano.

Finalizando los tenderetes,
de mis amigos libreros,
a lo lejos
le ví…

Ahí estaba el poeta,
Con sus libros en el suelo,
-¡Ven que te lea un poema!
Mi sonrisa me delató,
sin duda iba a escucharle…

Y cogiendo uno de sus libros, lo abrió.
Fue deshojando palabras,
desde su garganta ajada.
Surgieron versos sobre
su vida, con la de un viejo árbol comparada,
Yo miraba el mecer de las hojas,
entre los árboles,
siempre me dio pudor escuchar a un poeta,
es como si se estuvieran despojando de la ropa.

Me contagió su emoción desgarrada
su valentía al autoeditarlos.

Me habló de sus siete libros,
de su ilusión al publicarlos.
De que nadie paga por su precio,
que los escasos viandantes que se paran a mirarlos.
Dijo,  huyen despavoridos,
apenas  preguntan el precio para comprarlos.

¡A mi sin embargo me parecieron tan baratos!,
¿Cuán diferente mirar desde el otro lado!,
Gracias Miguel Ángel Esperón Alonso,
Poeta.

Es su nombre, merece ser mencionado,
tan sólo  un poeta más,
pero he querido citarlo
gracias,
por tener reaños.
Por recitar tus poemas a quien
quiera disfrutarlos.

Por regalar poesía a un precio tan barato,
cinco euros por tres libros,
y miles de ilusiones en palabras reflejados.

¡Qué pena dan los poetas!,
nadie repara en ellos,
nadie les presta un centavo,
nadie se toma el tiempo de leerles,
de escucharles.

Casi nadie valora su legado,
y sin embargo sin ellos
la vida sería en vano,
sin sentimientos escritos,
olvidaríamos el pasado.

Que pocos obtienen alguna vez
el honor de ser recordados,
la mayor parte quedan
en el silencioso anonimato

¡Que pena de los poetas!,
que en otros tiempos amargos
se atrevieron con todo
y ahora los olvidamos.

Si alguna vez un poeta,
te ofrece un verso a tu paso,
regálale unos minutos
mira que lo que te está brindando
son sentimientos desnudos,
en un papel imprimados.

Y si le apremias un poco
gratis  hilará para ti,
el ovillo del viento para que puedas escucharlo,
pues nada surge tan fácil
como el verso, de un fracaso.

Carla

Antes @carlaestasola     En Madrid a 31 de Mayo de 1016   a las 14:24

Foto: Carla

 

Si te gusta comparte!!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr0