El escudo de Marte

 

 

EscudoEscuchando la radio por la noche me encontré con esta curiosidad que antes desconocía, espero que os sorprenda como a mí.

Cuando los romanos se hallaban en el templo de Marte cayó del cielo un trozo de metal sobre el rey Numa Pompilio (sucesor de Rómulo), durante una peste que los asolaba. Se oyó una voz que decía que Roma debía ser señora del mundo mientras conservara el escudo.

Numa por consejo de la ninfa Egeria encargó once escudos idénticos para si intentaban robarlo no fueran capaces de distinguirlo el verdadero de los falsos. Estaban hechos de bronce de forma oval con una escotadura a cada lado y dos pies y medio de longitud.

Los ancilas o escudos sagrados se guardaban en el templo de Marte custodiados por los doce sacerdotes llamados saliares constituidos a tal fin.

El encargado de dirigir a Roma a la guerra tenía que pasar por el vestíbulo del templo donde antes de marchar y después de haber golpeado los escudos y tocado la lanza del Dios exclamaba:”Marte vigila, Marte despiértate”.

Cada año en el mes de marzo los procesionaban los ancilas tres días alrededor de Roma y después los colocaban de nuevo en su lugar; durantes éstas fiestas no se podía celebrar ningún matrimonio ni emprender cosas de importancia.

 

 

[][][]

 

About Toñi Redondo

Esta entrada fue publicada en MICRORRELATOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El escudo de Marte

  1. carlos dijo:

    Que curioso! Un abrazo. Pacífico, eso sí.

    • revinte dijo:

      Me encanta la historia antigua y de vez en cuando suelo poner algo. Gracias y a ver si publicas algo por aqui´, díselo a Pedro. Un abrazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande