Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

EN EL DESTINO SE PUEDE INTERVENIR

 

 

Soy de las personas que cree firmemente que nada ocurre al azar y que todo sucede por algún motivo, incluso aquellas cosas que en un primer momento no encontramos explicación ni razonamiento lógico tienen un significado y una causa.

Muchas veces nos encontramos ante situaciones que no logramos entender y sólo cuando ha pasado el tiempo llegamos a encajar las piezas del puzzle y ver que en cada acción hay una reacción y por tanto es la consecuencia de la decisión tomada. Cuando las cosas nos salen según las espectativas adoptadas todo son alegrías y complacencias, pero cuando lo esperado no se cumple la tendencia es buscar a alguien a quien culpar de nuestras desgracias, preocupaciones u otra serie de causas por las cuales nos vemos envueltos en grandes conflictos y sinsabores. De manera consciente o inconsciente nos negamos a reconocer nuestra responsabilidad en los actos que llevamos a cabo y dejamos de asumir las consecuencias  descargándolas sobre los demás en un intento de exculparnos y así tener un cabeza de turco a quien responsabilizar de la desafortunada gestión que hemos realizado.  

 La vida es una continua sucesión de toma de decisiones, a veces acertamos y otras nos equivocamos, aceptar nuestros errores nos lleva a pensar en nuevas alternativas, eso o mantenernos impasible y dar por hecho que debe ser así, que es cosa del destino y que es la situación que nos ha tocado en suerte vivir. Esa opción es un gran error porque, si bien la vida o el destino, si se prefiere llamar así, nos coloca ante una serie de dificultades no quiere decir que tengamos que aceptarlas sin más, sólo porque nos vengan dadas. Lo que ya está hecho no se puede cambiar, pero siempre tenemos la opción de modificar la situación que nos resulta incómoda, dolorosa o conflictiva, o sea, que  se pueda intervenir sobre ella para modificar nuestra vida. Es como tener un quiste con el que  nos hemos familiarizado y lo aceptamos como una parte nuestra sin pensar en que ese quiste se puede extirpar y más cuando causa dolor. La muerte es en lo único que no se puede intervenir ya que morir es nuestro más cierto y auténtico destino y como seres vivos nos vemos abocados a cumplir más tarde o más temprano.

 Es cierto que hay muchas decisiones altamente difíciles y complicadas de llevar a cabo,las cosas no son tan sencillas ni tan simples como para decir dicho y hecho, de eso soy plenamente consciente, pero exceptuando problemas mayores que puedan requerir algún tipo de ayuda especializada, la mayoría de problemas que la vida nos plantea pueden solucionarse y dependerá de la actitud de cada persona el modo de resolverlos. La cuestión es que por diferentes motivos, ya sea por la toma de decisiones de otras personas o las propias siempre nos vemos en el dilema de tener que optar por alguna salida ya que se produce una especie de efecto dominó. Por tanto, o nos movemos o nos quedamos inmersos en el problema lamentándonos de nuestros males y adoptando una actitud victimista, eso dependerá del modo en que cada persona le haga frente. Lo cierto es que alternativas siempre hay aunque nos cueste verlas enseguida. La mejor opción no es estancarse delante de la situación y dejarla en manos del destino o aceptar que eso debe ser así porque así lo ha querido éste. Si nos equivocamos, pues bienvenida equivocación ya que eso supone un aprendizaje más que llevamos en el currículum y nos permite crecer como personas. No hay que tener miedo a los errores, más bien hay que temer no cometerlos porque quien se equivoca es porque lo ha intentado y se ha movido. Somos seres humanos y como tal somos imperfectos en busca de conseguir mejorar y esto se consigue con la experiencia, cometiendo una equivocación tras otra durante toda nuestra vida.

Errar no es fracasar, errar es de humanos y buscar alternativas nos hace avanzar y crecer en este recorrido vital. Si todo fuera perfecto y no cometiéramos ningún fallo, ¿no sería un poco aburrido?

About Marina Collado

Me gusta todo lo relacionado con el arte, la cultura, literatura sin ser experta . Me encanta leer y escribir y estoy en este mundo de las letras de forma accidental.

2 Comentarios

  1. Bien dicho, Marina. Errar es de sabios, a través de los errores es como más aprendemos.

  2. Marina Collado

    19 Diciembre, 2016 at 12:53

    Así es Ana. Con el paso de los años te das cuenta que esa es una gran verdad. Besos y abrazos amiga.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights