Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Cuestión de actitud

A veces vivimos situaciones en las que pensamos que es difícil o imposible que podamos salir de ellas. A veces no dejamos descansar ese cansado y acelerado cerebro que siempre se adelanta en sus pronósticos y conjeturas y nos transporta tanto al pasado como al futuro, o ¿será quizá ese pedazo de masa viscosa y retorcida que nos habita quien no nos deja descansar…? la cuestión es que vivimos en un continuo viajar por el tiempo sin necesidad de ninguna máquina que nos transporte, ya se encarga de eso nuestro acelerado flujo de pensamientos, que, por cierto, cuando se ponen pesados e insistentes en su negatividad lo tenemos claro porque es entonces cuando no vemos salida posible a ninguna situación.

Estamos influídos de manera general por los pensamientos, sean de la índole que sean y si nos dejamos llevar por ellos son capaces de arrastrarnos al averno o alzarnos hasta la gloria celestial (puede que me haya pasado un poco con los extremos ¿no?). Esto es importante porque la actitud de cada persona a la hora de hacer frente a situaciones difíciles es de suma relevancia, esto es, el modo en que se  vea el vaso de agua, si vacío o lleno y ahí es donde interviene el tipo de pensamientos que generemos y por los que nos dejemos llevar.

En caso de pensamientos oscuros y negativos pues seguro que, o no le veremos solución o la que encontremos será negra, lo digo porque si tuviera que poner color a los pensamientos que degeneran en emociones negativas los pintaría de negro azabache.

Creo que la vida es un compendio de todo un poco y que convivimos dentro de un cuerpo-mente con nuestros contrarios, bueno/malo, alegre/triste, etc., que a veces tenemos días o temporadas oscuras y otros de más claridad, pero después de un largo bagaje vital sí creo con firmeza que la actitud que mostremos ante los problemas que nos sobrevienen será determinante a la hora de resolverlos y que generar pensamientos negativos y dejar que sean estos los que marquen nuestras vidas nos lleva a no darnos cuenta de que tenemos a nuestra disposición una amplia gama de colores por las que podemos optar y contemplar la vida desde una óptica más optimista.  Con esto no estoy diciendo que la vida sea un camino de rosas ¡para nada! porque sé que no es así, pero tampoco es un valle de lágrimas, la vida es, sencillamente vida y en gran medida depende de nuestra actitud en lo que ésta se transforme.

Hay que saborear cada segundo del que disponemos en este momento, ahora, sin anclarnos en un pasado que ya es historia y sin proyectar la mirada en un futuro del que solo podemos especular. Pensar que todo es relativo y que nada permanece eternamente, ni los momentos felices ni los momentos de dolor. Vivir  AHORA, que dentro de cinco minutos puede ser tarde.

Imagen de la red

About Marina Collado

Me gusta todo lo relacionado con el arte, la cultura, literatura sin ser experta . Me encanta leer y escribir y estoy en este mundo de las letras de forma accidental.

5 Comentarios

  1. Si supieses todo lo que estoy leyendo últimamente sobre esto, parece que te has metido en mi cerebro! En fin, lo difícil es vivir en el ahora. Para mí, por ejemplo, siempre está el puñetero futuro dando por bindi. Una pena. Besazos enormes!

    • atardecerensantboidellobregat

      27 Abril, 2017 at 22:18

      Mi querida Ana, creo que eso lo hacemos tod@s. Sabemos que no debe ser pero fluctuamos atrás y adelante. Poco a poco, la cuestión es llegar a tomar conciencia de que el ahora es lo único cierto que tenemos. Besazos miles guapísima!!!

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights