Relatos,poesías,poemas y literatura

Página literaria de relatos,poesías,poemas,reflexiones y concursos

Categoría: CUENTOS (página 1 de 7)

Un cuento (del latín, compŭtus, cuenta), es una narración breve creada por uno o varios autores, basada en hechos reales o ficticios, cuya trama es protagonizada por un grupo reducido de personajes y con un argumento relativamente sencillo. Aquí encontrarás cuentos de todas clases, y todos los géneros.

El último cuento

El último cuento

El último cuento

-Vamos papa, ya he acabado de cenar y me he lavado los dientes, acuérdate que hoy te toca contarme un cuento!, mientras mama se ducha.

Si, mi tesoro venga vamos.- contestó el padre.

Cuenta la historia que había una vez una ardilla, que vivía en un pequeño árbol solitario, en lo más alto de la colina, el árbol estaba contento porque tenía una amiga desde hacía mucho tiempo y así no se sentía solo, un día, la ardilla estaba triste, no saltaba de rama en rama, como todas las mañanas, y bajaba para ir a buscar comida, y ….. nunca acabo ningún cuento carla, siempre te quedas dormida antes del final, pero bueno yo te lo cuento que seguro me estarás escuchando….

–  Toc, Toc, abre tú cielo que acabo de contar el cuento a la niña!
-Buenas noches, dígame. – dijo la madre!
-Buenas noches, la señora Perez? ,
-Si soy yo, en que le puedo ayudar, caballero?
-Soy el sargento Zamora, lo siento mucho señora pero tengo que decirle que su marido y su hija, han fallecido en un accidente de tráfico.
-Me está tomando el pelo señor agente, es una broma de mal gusto y a estas horas de la noche, mi marido está abajo contándole un cuento a mi hija para que se duerma.
-Carla! Javier! , contestar por favor Carla! Javier! donde estáis? Me estoy asustando, Carla!! Carla!!!…..

 

 

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr

Inocencia

Inocencia

Me llamo Pablo y tengo 12 años, no se muy bien que hago aquí pero os contaré una historia, resulta que mi abuelo era un hombre bueno, de esos en los que puedes confiar toda la vida que jamás te traicionará, ni te dejará solo, Mi abuelo me decía desde que era pequeño que los monstruos existían, que están ocultos entre la gente, que parece que no los puedes ver, pero de repente se revelan y salen, decía que todo el ser humano tenía un monstruo dentro, que en algunos casos se transformaba y en otros no. No logré entender muy bien todo esto pero seguro que tenía razón. Siempre me aconsejaba que fuera feliz, que no dejara que saliese ese ser malvado.
–  Pablo, Pablo te habla el sargento García, estás en la comisaría de policía que te ha pasado hijo?.
–  Señor, señor, no lo se, no lo se. contestó Pablo
–  Agentes ayudarme que venga emergencias este niño está lleno de sangre!!!!
–  Pablo me puedes explicar lo que te ha pasado, esta sangre es tuya?, contesta!!
–  No señor esta sangre no es mía, es de mi abuelo y de mi mama, están muertos en mi casa!!, ahora entiendo lo que mi abuelo me decía, los monstruos si existen!!!

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr

Ana y el amor concluído

La princesa Ana salio cada tarde a esperar a un prometido caballero que desde sus sueños aparecía cada mañana.

Su ancestral costumbre de pedir un glorioso amante cargado de cualidades y amores fue elevada por ella a través de bosques y mares, hasta que, llegado el día, él se apareció postrado ante ella.

Así, tal como ella lo había soñado.

  • Quiero un caballero apuesto, amoroso y glorioso.
  • Bueno como la luz de la luna, fuerte como el aroma de los olivos al caer la tarde, perenne y constante para amarme desde hoy, hasta el final de mis días.

Y, como en toda historia de amor, él apareció.

Un caballero tan hermoso como el sol, brillante y radiante que mostró ser capaz de entregar la vida por ella.

Nuestra princesa; embrujada por la llama misma del amor, entregó su corazón, su mirada y su ilusión al esperado caballero que de igual manera le entregó lo que su corazón gritaba.

 

Manuel, así llamado el caballero, y Ana pasaron seis lunas enteras entregándose su amor.

Mirando noche a noche las estrellas y danzando en la luna las esperanzas del futuro.

Mas como toda historia perfecta, su brillo estelar terminó. Él, repentinamente tomó las manos de Ana y sin piedad terminó lo que parecía estar escrito hasta en las estrellas.

A partir de ese momento, el amor extinguió la llama que ambos habían encendido. Ana apagó su brillo y Manuel partió hacia su propio reino en el que sabía que el amor no existía; él sabía desde antes de partir, que al llegar sólo sombra y desamor le esperaban.

Aún así, regresó, a sabiendas de que Ana sería el amor de su vida y que él poco a poco moriría en la oscuridad de sus propias raíces y envuelto en sus propios dolores y sinsabores.

Ana lloró, lloró y lloró como pocas almas pueden hacerlo.

Ahora camina por senderos inciertos, por nubes grises y sin esperanza. Ha llorado tanta sal que se funde con los mares y se mueve dentro de aguas inciertas.

Ana lo sabe, sabe que él la amará por siempre; mas ha decidido apagar esta historia perfecta en la que el amor no será el ser que salga triunfante.

Uno a uno, poco a poco va recogiendo cada uno de los pequeñísimos trozos de cristal en que se rompió el corazón.

Claros, transparentes y con esa luz especial que da la vida en amor.

Cuando casi ha recogido todos y con la mezcla de húmeda sal que ha brotado de sus ojos ha pegado con amor propio cada uno; vuelven a separarse y caen al suelo en este cuento de nunca acabar que durará hasta que ella transporte su amor a otro reino.

Y eso ¿cuándo acontecerá?
Ella es la primera en no saberlo

Es más, nadie lo sabe ni el brillo de la luna, ni la luz del sol, ni el canto de las estrellas.

Nadie lo sabe porque esta historia pende de la oscuridad en la que decidió fundirse nuestro apuesto caballero.

Si te gusta comparte!!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr
Antiguas entradas
A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights