Yo sigo aquí, intentando
recomponer cuanto rompiste.

Entretenida en seguir tejiendo
la vida que me dejaste,
esta tela de araña blanca,
este sudario envolvente.

Vuelvo a montar las piezas
y siempre falta la base.
Una y otra vez caen al suelo.
¿Qué parte de mí te llevaste?

Otros rostros, otras voces,
otros nombres me acompañan
pero mis pasos insisten
en tu memoria olvidada.

No es fácil andar tras la muerte.
No es fácil seguir tras tus pasos.
Invento maneras y exilios,
invento cien mil y un engaños.

Y van pasando las horas
y van pasando las gentes
y yo sigo aquí, intentando
recomponer cuanto rompiste.

©María José Hernández Hernández




About María José Hernández

Nací en el Madrid de 1960, aunque mis orígenes familiares se remontan más allá del mar, en las misteriosas islas Canarias. Soy madre de tres mujeres estupendas y abuela reciente de un precioso bebé que tiene revolucionado a toda la familia. Escritora de vocación (no obstante –por esos azares de la vida que suelen vapulearnos en la juventud, pillándonos a traición– estudié la carrera de Derecho, que aborrecía cordialmente, ya que en realidad lo que yo deseaba estudiar era Psicología), es una necesidad que intento satisfacer escribiendo en mis ratos libres. He colaborado en las revistas literarias Káskara Marga y El Celador; y en los periódicos El Día, de Tenerife y La Voz, de La Palma. Soy autora del libro de relatos “Salpicada de luna llena (y otros relatos)” (Ed. Nuevos Escritores), participé en el volumen Cien relatos geniales (Ed. Jamais) con el relato “La linterna”, la Cadena Ser emitió mi relato “El fotógrafo” y fui finalista del Premio Platero 2007 de Naciones Unidas en Ginebra. Actualmente disfruto jugando con mis tres pasiones, las palabras, la música y las imágenes en un blog al que estáis todos invitados a participar. Porque a los que amamos las diferentes formas de expresión artística, nos apasiona descubrir mundos, historias, perspectivas, personajes y los distintos lenguajes para expresarlos. Poesía, prosa, prosa poética, fotografía, dibujo, música… son los tipos de lenguaje que yo he escogido –o ellos me han escogido a mí– para jugar y para disfrutar de su belleza. Y son los que compartiré con vosotros siempre que así lo deseéis en mariajotahernandez.com Bienvenidos a este nuevo rincón en el mundo.