Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

En busca de la felicidad

en-busca-de-la-felicidad

¿Qué es la felicidad? Buena pregunta, ¿eh? Buscándola me hallo, supongo que como todos, intentando poder rozarla algún día aunque sea con la yema de los dedos. Ahora bien, en mi particular búsqueda de la felicidad he descubierto que se encuentra más cerca de lo que nos imaginamos.

Felicidad es despertar al lado de la persona que amas. Porque a esa persona no la quieres simplemente, no, la amas con todo tu corazón y toda tu alma. Un buenos días perezoso mientras estiras el cuerpo pero también el alma, para fundirse después en un apasionado beso. Quedar acurrucados bajo el edredón acompasando el ritmo de los corazones.

Felicidad es el olor a café recién hecho por la mañana. Un abrazo realmente sentido y agradecido, por estar juntos uno al lado del otro un día más. Preparar juntos el desayuno, aún en pijama, de algodón, nada de sedas ni encajes, sino algodón suave y reconfortante. Unas tostadas con mantequilla y mermelada de naranja, deliciosa, amarga pero dulce a la vez, al igual que mi café. Es esa espumita que se crea en el café con leche bien caliente, dibujar en ella un corazón. Compartir juntos un desayuno en silencio, no porque no nos tengamos nada que decir, no, sino porque sobran las palabras. Un roce de manos, un escalofrío que te recorre el cuerpo.

Felicidad es salir a pasear por la mañana temprano, sentir el frescor en tu cara y escuchar los pajarillos, sin más compañía que tú misma. Adentrarse en el parque y contemplar la maravillosa naturaleza que nos rodea.

Felicidad es un “buenos días, mami”, y recibir un abrazo y un beso de buenos días. De esos que sabes que les salen del corazón. Sentirse querida por las personas que más quieres y disfrutar de ellos cada minuto, cada segundo. Verles crecer y crecer con ellos, compartiendo con ellos todas sus vivencias como si fueran propias. Hacerles sentirse queridos y protegidos.

Felicidad es compartir una ducha juntos, sentir cómo tus manos jabonosas recorren mi cuerpo mientras las mías hacen lo mismo con el tuyo. Reconocer hasta el último milímetro de tu piel.

Felicidad es el olor de la ropa recién lavada, sentir su suavidad mientras se desliza por tu cuerpo. El aroma de tu perfume favorito. Mirarte al espejo y sentirte bien, guapa por dentro y, con un poquito de esmero, quizá también guapa por fuera.

Felicidad es contemplar la naturaleza en estado puro. Inspirar profundamente y oxigenar los pulmones, aspirando el aroma de todas las plantas y los árboles del entorno. Un paseo en familia por el campo. Sentir la hierba bajo tus pies descalzos.

Felicidad es escuchar la lluvia a través de la ventana. El aroma a tierra mojada. Salir a la calle y volver la cabeza hacia el cielo, sentir las gotas de lluvia en la cara. Cerrar los ojos para apreciar aún más las gotas que caen sobre tu rostro, mezclándose quizás con tus lágrimas.

Felicidad es el aroma que inunda la casa cuando horneas un bizcocho, unas galletas, cualquier dulce… Y vienen los niños corriendo diciendo “qué bien huele”.

Felicidad es ver una película juntos, bien acurrucaditos en sofá, mientras escucho el latido de tu corazón.

Felicidad es contemplar el mar en toda su inmensidad. Sentirse pequeño a su lado. Aspirar el aroma del agua salada y disfrutar de la brisa marina en la cara. Caminar descalzo por la arena, sintiendo ese agradable cosquilleo bajo tus pies. Construir un castillo de arena con los pequeños. Introducirte en el agua helada y sumergir la cabeza. Ver un pececito nadando a tu lado.

Felicidad es compartir una comida, en familia, sencilla pero amorosamente preparada. Paladear bien los sabores, cerrar los ojos y descubrir la explosión de sabor de las especias que pusiste en su preparación.

Felicidad es ver la alegría de tus hijos al llevarles al colegio por la mañana, tras años de acogida. Ver sus caritas cuando se encuentran con sus amigos en la fila, y entran todos ilusionados mientras suena a todo volumen la música que da comienzo a las clases. Mayor felicidad es ver sus caritas a la hora de recogerlos, cuando salen corriendo a darte un abrazo que te llega al alma. Ese pedacito de felicidad que nunca más pienso perderme.

Felicidad es escuchar el silencio de la casa mientras todos duermen. Disfrutar de él, con una buena taza de café caliente entre las manos. Disfrutar de un buen libro. A lo mejor, escribir una historia.

Felicidad es poder coger la nieve entre tus manos. Sentir su helado frescor. Ver cómo los niños disfrutan. Tirarse al suelo y hacer el ángel. Disfrutar con el trineo.

Felicidad es un encuentro con la familia, una comida juntos. O unas cervezas con los amigos. Pequeños momentos que atesoran recuerdos imborrables. Reencontrarse con un amigo al que hace años que no ves.

Felicidad es dar un masaje a tus hijos, embadurnaditos de crema, mientras tú te recreas en las sensaciones. Un masaje que disfrutas tú casi más que ellos. Darles un beso de buenas noches, arroparles bien, un que descanséis bien.

Felicidad es amar a la persona amada, con el cuerpo y con el corazón. Bailar un baile de cuerpos desnudos y besos silenciosos, amarse sin más.

Felicidad es… es tantas cosas que está en todas partes, en cada momento. Sólo hay que saber disfrutarlos. Hacer de cada pequeño momento tu momento, no pensar en mañana, no pensar en dentro de un rato. Es el aquí y ahora. Ahora mismo es un momento de felicidad.

¿Por qué entonces estar siempre en su búsqueda? La tenemos al alcance de nuestra mano, todos podemos ser felices. La cuestión es que siempre hay algo que la enturbia, personas tóxicas que se empeñan en anularte, enfermedades dañinas que andan al acecho en el momento menos esperado… La conclusión es vivir el momento, carpe diem siempre, alejarte de lo que te hace daño, rodearte de buenas personas, tener el pensamiento siempre aquí y saber que en el futuro todo va a estar bien, porque ahora eres feliz.

En ello me hallo, en una búsqueda desesperada de la felicidad.

About Ana Centellas

Soy Ana profesional de los números,apasionada del mundo de la letras,iniciando mi aventura literaria, aprendiendo un poquito más cada día y compartiendo mi sueño con una familia genial.

8 Comentarios

  1. Enhorabuena Ana, tu descripción de la felicidad es auténtica. Besos y abrazos amiga!!!

  2. Precioso Ana que descripción de la felicidad. gracias por recordarlo un abrazo….

  3. Muchas gracias Ana, tienes mucha razón, a veces pienso, como tú, en lo barato que resulta ser feliz. Un besazo.

  4. Carpe Diem es mi lema, la vida me ha enseñado a intentar aprovechar cada momento por pequeño que sea. Un texto precioso. Mis felicitaciones y un abrazo por supuesto

  5. ¿Ya la has encontrado? Yo sí, en cuanto he leído tu entrada, estamos rodeados de felicidad.
    Felicidades !
    Saludos

  6. para mi también es carpen diem, gracias por compartirlo

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights