Relatos,poesías,poemas y literatura

Página literaria de relatos,poesías,poemas,reflexiones y concursos

Buenos días Dehesa

Toparse con las telarañas

que arrastró el viento

de uno al otro lado de

caminos no andados

en tiempos de lluvia,

se van enredando en mi frente.

Caminar entre jarales en flor

tiene sus inconvenientes

 

El sol se enciende

dando los buenos días

a la flor de la jara,

ésta le abre sus pétalos

mostrando las lágrimas moradas

de su alma.

 

Sus amarillos pistilos

humedecidos por el rocío,

se hierguen orgullosos

a las osadas abejas

buscando ser polinizadas 

 

En ese recodo del camino,

a la izquierda,

se ocultaba una vigía inesperada,

sus orejas blancas

y enorme panza

anuncian un parto pronto,

la naturaleza se afianza.

 

El camino se angosta

cada vez menos explorado

el sol levanta a las sombras de la mañana

alejando la humedad de estos días,

escampa en la hierba

 

Sigo camino,

deshilachando telarañas

escucho al cuco

a lo lejos

marcando las horas y mis pasos.

Pían en las ramas del chopo

en su nido

los polluelos de la urraca,

demandan su maná

mientras su madre se afana a la caza

de insectos para ser engullidos.

 

Amanece en la dehesa,

mis pies se van cansando.

A lo lejos los cencerros

avisan que la manada se aleja,

 supongo mi amiga con ellos

 

No me apetece volver a casa,

más el sol arrecia

y  es largo el camino de vuelta.

Debería haber traído

mi sombrero de paja.

 

Mis pies caminan de memoria

cada una de las piedras de la senda

mientras el olor del jaral ameniza  la vuelta 

A paso no tan ligero,

se recrea,

para cuando me falten los trinos…

Allá en el asfalto

los caminos son más desagradecidos…

 

Me envuelve este impresionante silencio.

Escucho un lento arrancar de hierbas,

hojas de jara fresca y tierna,

mi compañera de camino

de nuevo, 

me mira,

tranquila,

a sabiendas que nada hay que temer

en el encuentro

… Me vuelve a mirar

quieta,

la miro

apenas medio metro nos separa

el mutuo respeto.


Queda en paz compañera,

cuídame nuestra dehesa

que mañana vuelvo

a buscarte entre la niebla

mientras el café de puchero

me aguarda, caliente

a las brasas de la chimenea

 

Ahora puedo irme tranquila,

la calma de este paisaje

hace siempre surgir mis poemas 

La lluvia de días atrás

los verdes preciosea.

 

Huele a jaral en flor

en la dehesa extremeña,

inolvidable perfume

para los ojos cerrados…

 

No es necesaria la vista,

para recorrer las sendas mi dehesa.

Ella me espera fiel

y yo sigo ansiando recorrer sus veredas

 

 

@carlaestasola

Cáceres, hace unos días. Mis paseos cada amanecer y atardecer si me acompañan las fuerzas.

Si te gusta comparte!!Share on Facebook1Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someoneShare on VKShare on Tumblr0

2 Comentarios

  1. atardecerensantboidellobregat

    19 Mayo, 2017 at 22:27

    Una bella descripción de ese hermoso paissje. Me llega.el.aroma a través de tus letras querida amiga. Besazos todos guapísima.

  2. Impresionante la dehesa en primavera, con los prados sembrados de flores, es todo un homenaje éste relato a la belleza natural que envuelve tus paseos. Un abrazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights