Página de escritores

Relatos,poesías,poemas y literatura

Autor: Miriam Giménez (página 2 de 31)

Un cachito de otros tiempos

Un cachito de otros tiempos

Un cachito de otros tiempos

Vives con el miedo de que el tiempo se te escapa por las ramas de los dedos.
Lloras impotente.

No consigues detenerlo.

Nadie puede.
Te detienes un momento y lo observas todo.

Esos años bien vividos.

Esos sueños ya cumplidos.

Los lamentos, lapidados.

Los recuerdos, son aun gritos.

Te repiten, sigo vivo.

Y aun así,
vives con el miedo.

Te retrasas, con tormentos.

Nada te emociona.

Ya tus retos, no son retos.

Y el concepto de futuro,

queda lejos.

Brota el sentimiento,

de querer recuperarlo.

Todos compraríamos,

un cachito de otros tiempos.

Vamos a olvidarnos de ese miedo, de otras épocas, de momentos ya pasados.

Porque duele mucho, aquí dentro, el pensar: “queda menos”.

Vamos a querernos.

Valoremos las etapas de la vida.

Recordemos a los que se fueron.

Y encontremos el sentido verdadero.

By Miriam Giménez Porcel

Tumbado al fresco

Se tumbó al fresco, a contar las primaveras.

Restando inviernos.

Sumando nieblas.

Se relajó al extremo, de no sentir las ofensas.

Restando verbos.

Sumando ideas.

 

No llegó al verano.

Pero disfrutó el otoño.

Sin obviar las fechas.

 

Poco queda,

le recuerda la herida que duele,

que engancha, que supura, que no marcha.

 

Se tumbó al fresco, deseando seguir viviendo.

Aunque fuera solo.

Aunque no supiera.

By Miriam Giménez Porcel.

 

Un ramito de recuerdos

Reuno en un ramito de recuerdos muchos besos y silencios.

Los tormentos de la infancia.

Las torpezas de esa niña enamorada.

La grandeza del cumplir años.

La esperanza.

Reuno  las miradas agachadas.

Esos gestos a escondidas.

Provocarte oleadas.

Son los años.

La experiencia.

Son las ganas.

Sin las ganas nada vale.

Otros mienten.

Muchos venden repertorios de instantáneas falseadas.

Buenas caras y sonrisas que disparas, que se plasma, que se muere en la recámara.

Hoy reuno, en el ramito, amistades con una mano contadas.

Las perdidas en el tiempo, que abandonan nuestra balsa.

Sin rencores.

Nadie obliga a no bajarla.

Continuan con su marcha.

Hoy reuno en esta caja de recuerdos todas esas lágrimas lapidadas,

que sirvieron para nada.

Que llenaron otros tiempos.

 

Ahora cierro esta caja y cedo mi momento.

¿Que reunes en tu ramo de recuerdos?

By Miriam Giménez Porcel.

Antiguas entradas Recientes entradas
A %d blogueros les gusta esto:
Copyright-protected by Digital Media Rights